ATRÁS (Páginas personales)PORTADA (HOME)

CLAUDIO GAEBLER
claudiogaebler@fibertel.com.ar
 
Buenos Aires - Argentina

TANGOS


"El Zorzal Criollo" por Martiniano Arce
"El Fileteador de Buenos Aires"
 www.martinianoarce.com
Gracias!

 


LA MOROCHA
1905
Letra de Gregorio Villoldo
Música de Enrique Saborido

Yo soy la morocha;
La más agraciada,
La mas renombrada
De esta población.
Soy la que al paisano
Muy de madrugada
Brinda un cimarrón.

Yo, con dulce acento,
Junto a mi ranchito
Canto un estilito
Con tierna pasión;
Mientras que mi dueño
Sale al trotecito
Con su redomón.
Soy la morocha argentina,
La que no siente pesares
Y alegre pasa la vida
Con sus cantares.
Soy la gentil compañera
Del noble gaucho porteño,
La que conserva la vida
Para su dueño.

Yo soy la morocha
De mirar ardiente,
La que en su alma siente
El fuego del amor.
Soy la que al criollito
Más noble y valiente
Ama con ardor.

En mi amado rancho
Bajo la enramada,
En noche plateada
Con dulcel emoción
Le canto al pampero,
A mi patria amada
Y a mi fiel amor.

Soy la morocha argentina
La que no siente pesares
Y alegre pasa la vida
Con sus cantares.
Soy la gentil compañera
Del noble gaucho porteño,
La que conserva la vida
Para su dueño
.

ARRIBA


MI NOCHE TRISTE
1916
Letra de Pascual Contursi
Musica de Samuel Castriota

Percanta que me amuraste
En lo mejor de mi vida
Dejándome el alma herida
Y espinas en el corazón...!
Sabiendo que te quería,
Que vos eras mi alegría
Y mi sueño abrasador...!

Para mi no hay consuelo
Y por eso me encurdelo
Pa olvidarme de tu amor.

Cuando voy a mi cotorro
Y lo veo desarreglado,
Todo tristre, abandonado,
Me dan ganas de llorar;
Y me paso largo rato
Campaneando tu retrato
Pa poderme consolar.

De noche, cuando me acuesto,
No puedo cerrar la puerta,
Porque dejándola abierta
Me hago ilusiones que volvés...

Siempre llevo bizcochitos
Pa tomar con matecitos
Como cuando estabas vos,
¡ y si vieras la catrera,
cómo se pone cabrera
cuando no nos ve a los dos...!

Ya no hay en el bulin
Aquellos lindos frasquitos
Adornados con moñitos
Todos del mismo color,
Y el espejo empañado,
Si parece que ha llorado
Por la ausencia de tu amor...

La guitarra en el ropero
Todavía está colgada;
Nadie en ella canta nada
Ni hace su cuerdas vibrar...
¡Y la lámpara de cuarto
también tu ausencia ha sentido,
porque su luz no ha querido
mi noche triste alumbrar...!

ARRIBA


MANO A MANO
1918

Rechiflao en mi tristez hoy te evoco y veo que has
Sido en mi vida paria sólo una buena mujer,
Tu presencia de bacana puso calor en mi nido,
Fuiste buena consecuente y yo sé que me has querido
Como no quisiste a nadie, como no podrás querer.

Se dio el juego de remanye cuando vos, pobre percanta,
Gambeteabas la pobreza en la casa de pensión.
Hoy sos toda una bacana, la vida rie y canta,
Los morlacos del otario los tirás a la marchanta,
Como juega el gato maula con el mísero ratón.

Hoy tenés el mate lleno de infelices ilusiones.
Te engrupieron los morlacos, las amigas, el gavión;
La milonga entre magnates, con sus locas tentaciones
Donde triunfan y claudican milongueras pretensiones,
Se te ha entrado muy adentro en el pobre corazón.

Nada debo agradecerte, mano a mano hemos quedado;
No mi importa lo que has hecho, lo que hacés ni lo que harás...
Los favores recibidos creo habértelos pagado,
Y si alguna deuda chica sin querer se me ha olvidado
En la cuenta del otario que tenés, se la cargás...

Mientras tanto, que tus triunfos, pobres triunfos pasajeros
Sean una larga fila de riquezas y de placer;
Que el bacán que te acamala tenga pesos duraderos,
Que te abrás en las paradas con cafishios milongueros
Y que digan los muchachos: -Es una buena mujer...

Y mañana, cuando seas descolado mueble viejo
Y no tengas esperanzas en el pobre corazón,
Si precisás una ayuda, si te hace falta un consejo,
Acordate de este amigo, que ha de jugarse el pellejo
Pa ayudarte en lo que pueda cuando llegue la ocasión.

ARRIBA


PADRE NUESTRO
1923
Letra de Alberto Vacarezza.
Música de Enrique P. Delfino.

Padre nuestro, que estás en los cielos,
Que todo lo sabes , que todo lo vés...!
¿Por qué me abandonas en ésta agonía?
¿Por qué no te acuerdas de hacerlo volver?
Se me fue esta mañana temprano;
Me dijo "Hasta luego", y un beso me dio...
Me vino la noche, pasaron los días,
Los meses pasaron y nunca volvió.

¡Padre nuestro...!
¡Que amargura que sentí ayer,
cuando tuve la noticia
que tenía otra mujer...!
¡Padre nuestro...!
¡Si un pecado es el amor,
para qué me has encendido
de este modo el corazón...!
Pero yo le perdono su falta;
Ni un solo reproche si vuelve le haré...
Lo mismo lo quiero, con todas mis fuerzas,
Con toda mi alma, yo soy toda de él...

¡Padre nuestro, que estás en los cielos,
que todo lo puedes, que todo lo vés...!
¿Por que me abandonas en esta agonía?
¿Por qué no te acuerdas de hacerlo volver?

ARRIBA


LA CUMPARSITA
1924
Letra de Pacual Contursi y Enrique Pedro Maroni
Música de Gerando Hernán Matos Rodriguez

¡Si supieras
que aún dentro de mi alma
conservo aquel cariño
tuve para ti...!
¡Quien sabe, si supieras
que nunca te he olvidado...!
Volviendo a tu pasado
Te acordarás de mi...

Los amigos ya no vienen
Ni siquiera a visitarme;
Nadie quiere consolarme
En mi aflicción...
Desde el día que te fuiste
Siento angustias en mi pecho
¡Decí, percanta, qué has hecho
de mi pobre corazón...!

Sin embargo
Yo siempre te recuerdo
Con el cariño
Con el cariño santo
Que tuve para ti;
Y estás dentro de mi alma,
Pedazo de mi vida,
En la ilusión querida
Que nunca olvidaré.

Al cotorro abandonado
Ya ni el sol de la mañana
Asoma por la ventana,
Como cuando estabas vos...
Y aquel perrito compañero
Que por tu ausencia no comía
Al verme solo, el otro día
También me dejó.

ARRIBA


¡LEGUISAMO SOLO!
1925
Letra y música de Modesto Papavero

Alzan las cintas; parten los tungos
Como saeta al viento veloz...
Detrás va el Pulpo, alta la testa
La mano experta y el ojo avizor.
Siguen corriendo; doblan el codo,
Ya se acomoda, ya entra en acción...
Es el maestro
el que se arrima
Y explota un grito ensordecedor.

"¡Leguisamo solo!"...
gritan los nenes de la popular.
"¡Leguisamo solo!"...
fuerte repiten los de la oficial.
"¡Leguisamo solo!"...
ya está el puntero del Pulpo a la par.
"¡Leguisamo al trote!"...
y el Pulpo cruza el disco triunfal.

No hay duda alguna, es la muñeca,
Es su sereno y gran corazón
Los que triunfan por la cabeza
En gran estilo y con precisión,
Lleva los pingos a la victoria
Con tal dominio de su profesión
Que lo distinguen con mucha gloria,
Mezcla de asombro y admiración.

ARRIBA


CAMINITO
1926
Letra de Gabino Coria Peñaloza
Música de Juan de Dios Filiberto

Caminito que el tiempo ha borrado,
Que juntos un día nos viste pasar,
He venido por última vez,
He venido a contarte mi mal...
Caminito que entonces estabas
Bordeado de trébol y juncos en flor,
Una sombra ya pronto serás,
Una sombra lo mismo que yo...

Desde que se fue
Triste vivo yo;
Caminito amigo,
Yo también me voy...
Desde que se fue
Nunca más volvió;
Seguiré sus pasos...
¡Caminito, adiós...!

Caminito que todas las tardes
Feliz recorría cantando mi amor,
No le digas si vuelve a pasar
Que mi llanto tu suelo regó.
Caminito cubierto de cardos,
La mano del tiempo tu huella borró;
Yo a tu lado quisiera estar
Y que el tiempo nos mate a los dos.

ARRIBA


QUE VACHACHÉ
1926
Letra y música de Enrique Santos Discepolo

Piantá de aquí, no vuelvas en tu vida;
Ya me tenés bien requeteamurada...
No puedo más pasarla sin comida
Ni oirte así, decir tanta pavada...
¿Te creés que el mundo lo vas a arreglar vos?
¡ Si aquí ni Dios rescata lo perdido!
¿ Que querés vos? ¡ Hacé el favor!

Lo que hace falta es empacar mucha moneda,
Vender el alma, rifar el corazón,
Tirar la poca decencia que te queda,
Plata, plata y plata, y plata otra vez...
Así es posible que morfés todos los días,
Tengas amigos, casa, nombre, lo que quieras vos...
El verdadero amor se ahogó en la sopa
La panza es Reina y el Dinero es Dios.

¿ Pero no ves, gilito embanderado,
que la razón la tiene el de mas guita,
que la honradez la venden al contado
y la moral la dan por moneditas?
¿ Que no hay ninguna verdad que se resista
frente a dos pesos moneda nacional?
¡Vos resultás, haciendo el moralista,
un disfrazado sin Carnaval!

¡Tirate al río, no embromés con tu conciencia!
Sos un secante que no hace ni reir...
¿ Que culpa tengo si has piyao la vida en serio?
¡Pasás de otario, morfás aire y no tenés colchón!
¡ Que vachaché, si hoy murió el criterio;
VALE JESÚS LO MISMO QUE EL LADRÓN...!

ARRIBA


A MEDIA LUZ
1926
Letra de Carlos César Lenzi
Música de Edgardo Donato

Corrientes tres cuatro ocho,
Segundo piso ascensor...
No hay porteros ni vecinos;
Adentro, cocktail y amor...
Pisito que puso Mapple,
Piano, estera y velador
Un telefón que contesta,
Una victrola que llora
Viejos tangos de mi flor,
Y un gato de porcelana
Pa que no maúlle al amor.

Y todo a media luz...
¡Que brujo es el amor!
A media luz los besos
A media luz los dos...
Y todo a media luz,
Crepúsculo interior...
¡ Que suave terciopelo
la media luz de amor!

Juncal doce veinticuatro,
Telefoneá sin temor...
De tarde, té con masitas;
De noche, tango y champán.
Los domingos, té danzante;
Los lunes desolación...
Hay de todo en la casita:
Almohadones y divanes;
Como en botica, cocó;
Alfombras que no hacen ruido
Y mesa puesta al amor...

ARRIBA


ESTA NOCHE ME EMBORRACHO
1928
Letra y música de Enrique Santos Discépolo.

Sola, fané y descangayada,
La vi esta madrugada
Salir de un cabaret.
Flaca, dos cuartos de cogote,
Una percha en el escote
Bajo la nuez.
Chueca, vestida de pebeta,
Teñida y coqueteando
Su desnudez.
Parecía un gallo desplumao
Mostrando al compadrear
El cuero picoteao.
Yo, que sé cuando no aguanto más,
Al verla así rajé
Pa no llorar...
¡ Y pensar que hace diez años
fue mi locura...!
¡Que llegué hasta la traición
por su hermosura...!
¡Que esto que es hoy un cascajo
fue la dulce metedura
donde yo perdí el honor...!
¡Que, chiflao por su belleza,
le quité el pan a la vieja,
me hice ruin y pechador...!
¡Que quedé sin un amigo...!
¡Que viví de mala fe...!
¡Que me tuvo de rodillas,
sin moral, hecho un mendigo
cuando se fue!

Nunca soñe que la vería
En un "requiesca in pache"
Tan cruel como el de hoy.
¡Mire, si no es pa suicidarse,
que por ese cachivache
sea lo que soy...!
Fiera venganza, la del tiempo
Que nos hace ver deshecho
Lo que uno amó.
Este encuentro me ha hecho tanto mal,
Que si lo pienso más
Termino envenenao..
¡Esta noche me emborracho bien,
me mamo bien mamao
pa no pensar!

ARRIBA


AL MUNDO LE FALTA UN TORNILLO
1928
Letra de Enrique Domingo Cadícamo
Música de José María Aguilar

Todo el mundo está en la estufa,
Triste, amargao, sin garufa,
Neurasténico y cortao.
Se acabaron los robustos,
Si hasta yo, que daba gusto,
Cuatro kilos he bajao.
Hoy no hay guita ni de asalto
Y el puchero está tan alto
Que hay que usar el trampolín.
¡Si habrá crisis, bronca y hambre,
que el que compra diez de fiambre
hoy se morfa hasta el piolín!

Hoy se vive de prepo
Y se duerme apurao
Y la chiva hasta Cristo
Se la han afeitao.
Hoy se lleva a empeñar
Al amigo más fiel;
Nadie invita a morfar;
Todo el mundo en el riel...

Al mundo le falta un tornillo...
¡Que venga un mecánico,
pa ver si lo puede arreglar!

¡Que sucede, mama mía,
se cayó la estantería
o San Pedro abrió el portón?
La Creación anda a las piñas
Y de pura arrebatiña
Apoliya sin colchón.
El ladrón es hoy decente
Y a fuerza se ha hecho gente,
Ya no tiene a quien robar;
Y el honrao se ha vuelto chorro,
Porque en su fiebre de ahorro
Él se afana por guardar.

ARRIBA


CHORRA
1928
Letra y música de Enrique Santos Discépolo

Por ser bueno me pusiste a la miseria,
Me dejaste en la palmera,
Me afanaste hasta el color.
En seis meses me comiste el mercadito,
La casilla de la feria, la ganchera, el mostrador.
¡Chorra, me robaste hasta el amor...!
Áura
Tanto me asusta una mina
Que si en la calle me afila
Me pongo al lao del botón...

Lo que más bronca me da
Es haber sido tan gil...

Si hace un mes me desayuno
Con lo que he sabido ayer,
No era a mí que me cachaban
Tus rebusques de mujer.
Hoy me entero que tu mama,
"noble viuda de un guerrero",
es la chorra de más fama
que pisó la Treinta y Tres.
Y he sabido que el "guerrero",
"que murió lleno de amor",
ni murió ni fue guerrero
como me engrupiste vos:
está en cana prontuariado
como agente e la Camorra,
profesor de cachiporra,
malandrín y estafador...
Entre todos me pelaron con la cero,
Tu silueta fue el anzuelo
Donde me fui a ensartar.
Se tragaron vos, la "viuda" y el "guerrero",
Lo que me costó diez años
De paciencia y de yugar.
¡Chorros,
vos, tu vieja y tu papá...!
¡Guarda,
cuidensé, porque anda suelta;
¡si los cacha los da vuelta,
no les da tiempo a rajar!

Lo que mas bronca me da
Es haber sido tan gil...

ARRIBA


MALEVAJE
1929
Letra de Enrique Santos Discépolo
Música de Juan de Dios Filiberto

Decí, por Dios, qué me has dao
Que estoy tan cambiao,
No sé más quien soy...!
El malevaje, extrañao,
Me mira sin comprender.
Me ve perdiendo el cartel
De guapo, que ayer
Brillaba en la acción.
¡No ves que estoy embretao,
vencido y maniao
en tu corazón...!

Te vi pasar, tangueando altanera,
Con un compás tan hondo y sensual
Que no fue más que verte y perder
La fé, el coraje y el ansia e guapear...
No me has dejao ni el pucho en la oreja
De aquel pasao malevo y feroz
¡Ya no me falta, pa completar,
mas que ir a misa e hincarme a rezar...!
Ayer, de miedo a matar,
En vez de pelear
Me puse a correr..
Me vi a la sombra o finao..
Pensé en no verte y temblé..
¡Si yo, que nunca aflojé,
de noche angustiao
me encierro a llorar..!
¡Decí,por Dios, qué me has dao
que estoy tan cambiao,
no sé más quien soy...!

ARRIBA


JUSTO EL TREINTA Y UNO
1930
Letra de Enrique Santos Discepolo y Ray Brada
Música de E. S. Discépolo

Hace cinco días,
Loco de contento
Vivo en movimiento
Como un carrusel.
¡Ella, que pensaba
amurarme el uno
justo el treinta y uno
¡yo la madrugué!
Me contó un vecino
Que la inglesa loca,
Cuando vio la pieza
Sin un alfiler,
Se morfó la soga
De colgar la ropa,
Que fue en el apura
Lo que me olvidé.

¡Si se ahorca no me paga
lo que yo pasé!

Era un mono loco
Que encotré en un árbol
Una noche de hambre
Que me vio pasar.
Me tiró un coquito
Y yo, que soy chicato,
Me ensarté al oscuro
Y la llevé al bulín.
Sé que entré a la pieza
Y encendí la vela...
Sé que me di vuelta
Para verla bien...
¡Era tan fulera
que la vi y di un grito!
Lo demás fue un sueño;
Yo me desmayé...

La aguanté de pena
Casi cuatro meses,
Entre la cachada
De todo el café.
Le tiraban nueces
Mientras me gritaban:
¡Ahí va Sarrasani
con el chimpansé!
Gracias a que el Zurdo,
Que es tipo derecho,
Cuando se iba a alzar,
Y la redoblona
De amurarme el uno
¡Justo el treinta y uno
se la fui a cortar!

ARRIBA


VICTORIA
1930
Letra y música de Enrique Santos Discépolo

Victoria,
Saraca, Victoria;
Planté de la noria,
Se fue mi mujer!

Si me parece mentira...
¡Después de seis años
volver a vivir!
Volver a ver mis amigos...
Vivir con mama otra vez...
¡Victoria,
cantemos victoria,
yo estoy en la gloria,
se fue mi mujer!

Me saltaron los tapones
Cuando tuve esta mañana
La alegría de no verla más;
Y es que, al ver que no la tengo,
Corro, salto, voy y vengo
Desatentao. ¡Gracias a Dios,
Que me salvé de andar
Toda la vida atao
Llevando el bacalao
De la emulsión de Scott!
Si no nace el marinero
Que me tire de esa piolita
Para hacerme resollar,
Yo ya estaba condenao
A morir crucificao
Como el último infeliz...

¡Victoria,
saraca, Victoria;
pianté de la noria,
se fue mi mujer!

Me da mucha tristeza el panete
Chicato inocente
Que se la llevó...
¡Cuando desate el paquete
y manye que se ensartó...!

¡Victoria,
cantemos victoria;
yo estoy en la gloria
se fue mi mujer!

ARRIBA


YIRA, YIRA
1930
Letra y música de Enrique Santos Discépolo

Cuando la suerte, que es grela,
Fallando y fallando
Te largue parao...
Cuando estés bien en la vía,
Sin rumbo, desesperao...
Cuando no tengas ni fe,
Ni yerba de ayer
Secándose al sol...
Cuando rajés los tamangos
Buscando el mango
Que te haga morfar...
La indiferencia del mundo
Que es sordo y es mudo
Recién sentirás.

Verás que todo es mentira,
Verás que nada es amor...
Que al mundo nada le importa...
Yira...Yira...
Aunque te quiebre la vida,
Aunque te muerda un dolor
No esperes nunca una ayuda,
Ni una mano, ni un favor...

Cuando estén secas las pilas
De todos los timbres
Que vos apretás,
Buscando un pecho fraterno
Para morir abrazao...
Cuando te dejen tirao
Después de cinchar,
Lo mismo que a mi...
Cuando manyés que a tu lado
Se prueban la ropa
Que vas a dejar...
¡Te acordarás de este otario
que un día, cansado,
se puso a ladrar!

ARRIBA


TOMO Y OBLIGO
1931
Letra de Manuel Romero
Música de Carlos Gardel

Tomo y obligo, mándese un trago
Que hoy necesito el recuerdo matar...
¡Sin un amigo, lejos del pago,
quiero en su pecho mi pena volcar!
Beba conmigo, y si se empaña
De vez en cuando mi voz al cantar,
No es que llore porque me engaña,
yo sé que un hombre no debe llorar...

Si los pastos conversaran, esta Pampa le diría
Con que fiebre la quería, de que modo la adoré...
¡Cuántas veces de rodillas, tembloroso, yo me he hincado
bajo el árbol deshojado donde un día la besé...!
Y hoy, al verla envilecida, a otros brazos entregada,
Fue pa mi una puñalada, y de celos me cegué...
Y le juro:¡todavía no consigo convencerme,
Como pude contenerme y ahí no más no la maté!

Tomo y obligo; mándese un trago,
De las mujeres mejor no hay que hablar.
Todas, amigo, dan muy mal pago
Y hoy mi experiencia se lo puede afirmar.
Siga un consejo: no se enamore...
Y si una vuelta le toca hocicar,
¡Fuerza, canejo! ¡Sufra y no llore,
que un hombre macho no debe llorar!

ARRIBA


ANCLAO EN PARIS
1931
Letra de Domingo Enrique Cadícamo
Músico de Guillermo D. Barbieri

Tirado por la vida de errante bohemio
Estoy, Buenos Aires, anclao en París.
Curtido de males, bandeado de apremios,
Te evoco desde este lejano país.
Contemplo la nieve que cae blandamente
Desde mi ventana que da al bulevar.
Las luces rojizas, con tonos murientes,
Parecen pupilas de extraño mirar...

¡Lejano Buenos Aires, que linda has de estar...!
ya van para diez años
que me viste zarpar.
Aquí, en este Montmartre,
Faubourg sentimental,
Yo siento que el recuerdo
Me clava su puñal...
¡Cómo habrá cambiado tu calle Corrientes,
Suipacha, Esmeralda, tu mismo arrabal...!
Alguien me ha contado que está floreciente
Y un juego de calles se da en diagonal....
¡No sabés las ganas que tengo de verte!
Aquí estoy parado, sin plata y sin fe...
¡Quien sabe una noche me encane la Muerte
y chau, Buenos Aires, no te vuelvo a ver...!

ARRIBA


SI SE SALVA EL PIBE
1932
Letra de Celedonio Esteban Flores
Música de Francisco Pracánico.

Si se salva el pibe, si el pibe se salva
Vas a ver la fiesta que vamos a dar,
Si Dios no permite que el pibe se vaya
Llenaremos toda la casa de adornos
Y daremos juntos las gracias a Dios...

No tienes que dejarlo salir con los muchachos,
En casa hay demasiado lugar para jugar;
Ya ves lo que ha pasado, el muchachito bueno
Cayó bajo las garras de la fatalidad.

Yo sé que tú no tienes ninguna culpa de esto,
No creas que es reproche sino resignación;
Si el pibe se nos salva, salvándose el muñeco
Verás como esta prueba le sirve de lección.

Me contó mi madre que todos los chicos
Tienen a su lado un ángel guardián,
Si así fuera cierto, el buen muchachito
Por lindo y por santo se debe salvar.

Si se sava el pibe, ¡si llega a sanar!

Traeremos los pibes de todo el contorno
Y así en una tarde repleta de sol
Será fiesta patria en el arrabal.

ARRIBA


SILENCIO
1932
Letra y música de Alfredo Le Pera, Carlos Gardel y Horacio Pettorossi.

Silencio en la noche, ya todo está en calma;
El músculo duerme, la ambición descansa...
Meciendo una cuna, una madre canta
Un canto querido que llega hasta el alma,
Porque en esta cuna está su esperanza.

Eran cinco hermanos, ella era una santa;
Eran cinco besos que cada mañana
Rozaban, muy tiernos, las hebras de plata
De esa viejecita de canas muy blancas,
Eran cinco hijos que al taller marchaban.

Silencio en la noche, ya todo está en calma;
El músculo duerme, la ambición trabaja...
Un clarín se oye, peligra la Patria,
Y al grito de "¡Guerra!" los hombres se matan
Cubriendo de sangre los campos de Francia.
Hoy todo es pasado, florecen las plantas;
Un himno a la vida los arados cantan.
Y la viejecita de canas muy blancas
Se quedó muy sola con cinco medallas,
Que por cinco héroes la premió la patria.

Silencio en la noche, ya todo está en calma;
El músculo duerme , la ambición descansa...
Un coro lejano de madres que cantan
Mecen en sus cunas nuevas esperanzas.
Silencio en la noche. Silencio en las almas.

ARRIBA


SI SOY ASI
1933
Letra de Antonio Botta
Música de Francisco Juan Lomuto

Si soy así,
¿qué voy hacer?
Nací buen mozo y embalao para el querer.
Si soy así,
¿Que voy hacer?
Con las mujeres no me puedo contener.
Por eso tengo la esperanza que algún día
Me toqués la sonfonía
De que ha muerto tu ilusión.
Si soy así,
¿Que voy hacer?
Es el destino que me arrastra a serte infiel.

Donde veo una pollera
No me fijo en el color;
Las viuditas, las casadas o solteras,
Para mí son todas peras
En el árbol del amor.
Y si las miro coquetonas por la calle,
Con sus ojos tan porteños
Y su talle cimbreador,
Les acomodo el camuflaje
De un piropo de mi flor.

Si soy así,
¿qué voy hacer?
Pa mi la vida tiene forma de mujer.
Si soy así,
¿qué voy hacer?
Es Juan Tenorio que hoy ha vuelto a renacer.
Por eso, nena, no hagas caso de este loco
Que no asienta más el coco
Y olvidá tu metejón...
Si soy así,
¿qué voy hacer?
Tengo la esponja donde el coure hay que tener.

ARRIBA


GOLONDRINAS
1933
Letra de Alfredo Lepera
Música de Carlos Gardel.

Golondrinas de un solo verano
Con ansias constantes de cielos lejanos,
Alma criolla, errante y viajera
Querer detenerla es una quimera
Golondrinas con fiebre en las alas,
Peregrinas borrachas de emoción
Siempre sueña con otros caminos
La brújula loca de tu corazón.

Criollita de mi pueblo
Pebeta de mi barrio,
La golondrina un día
Su vuelo detendrá.
No habrá nube en sus ojos
De vagas lejanías
Y en tus brazos amantes
Su nido construirá.

Su anhelo de distancias
Se aquietará en tu boca

Con la dulce fragancia
De tu viejo querer.
Criollita de mi pueblo,
Pebeta de mi barrio,
Con las alas plegadas
También yo he de volver.

En tus rutas que cruzan los mares
Florece una estrella azul de cantares
Y al conjuro de los nuevos paisajes
Suena intensamente tu claro coraje.
Con su eterno sembrar de armonías.
Tierras lejanas te vieron pasar,
Otras lunas siguieron tus huellas,
Tu solo destino es siempre volar.

ARRIBA


MELODIA DE ARRABAL
1933
Letra de Alfredo Le Pera
Música de Carlos Gardel

Barrio plateado por la luna
Rumores de milonga
Es toda tu fortuna;
Hay un fuelle que rezonga
En la cortada mistonga.
Mientras que una pebeta,
Linda como una flor,
Espera, coqueta,
Bajo la quieta luz de un farol.
Barrio, barrio...
Que tenés el alma inquieta
De un gorrión sentimental
Penas, ruegos...
Es todo el barrio malevo
Melodia de arrabal
Viejo...Barrio...
Perdoná si la evocarte
Se me pianta un lagrimón
Que al rodar en tu empedrao
Es un beso prolongao
Que te da mi corazón.

Cuna de tauras y cantores,
De broncas y entreveros,
De todos mis amores;
En tus muros con mi acero
Yo grabé nombres que quiero:
Rosa, la "Milonguita",
Era rubia Margot...
En la primera cita
La paica Rita
Me dio su amor.

ARRIBA


CLAUDIO GAEBLER
claudiogaebler@fibertel.com.ar
 
Buenos Aires - Argentina

Home | Páginas Personales | Páginas Profesionales | Páginas de Interés General | Links